DIY: Macrame Wall Hanging

Macramé, recuerdos de la infancia

 

Recuerdo haber visto durante muchos años una lámpara de macramé colgando en casa de mis padres. La hizo mi hermana mayor en el colegio, cuando todavía había clase de labores y se aprendía a crear con las manos en lugar de estudiar con una tablet. Y aunque esa lámpara no estaba entonces a la última en lo que a tendencias decorativas se refiere, siempre me llamó la atención por la nostalgia sosegada que transmitía.

Años después el macramé vuelve a escena como no es de extrañar: las modas son cíclicas y sólo tienes que darles tiempo para que regresen renovadas. A día de hoy lo podemos ver en los ambientes más boho como tapices de pared, en espacios retro como colgadores de plantas y también en bisutería y prendas de vestir.

El macramé es una técnica artesanal de origen persa que consiste en hacer nudos decorativos con las manos. Macramé es una palabra de origen francés que significa nudo y que deriva de la palabra turca makrama, con el mismo significado. Los árabes lo trajeron hasta Europa y más tarde se llevó hasta América, convirtiendose en un arte internacional. En el macramé actual se pueden encontrar más de cincuenta tipos de nudos.

Combinando estos nudos, tejidos y colores las opciones son infinitas, sólo hay que ponerle ganas e imaginación!

Que esta tendencia se haya puesto tan de moda en decoración es algo que me encanta!. Algunas de las creaciones más originales que he visto las podeis encontrar en http://www.himoart.com donde May Sterchi realiza Wall arts realmente increíbles y donde me he inspirado para la creación de este post.

Prepara todo lo necesario, estira los deditos… y empieza a anudar!

INGREDIENTES

  • 55 metros de cuerda (aproximadamente)
  • Una barra de madera
  • Tijeras
  • Tinte para ropa
  • Cinta de carrocero
  • Un cubo o recipiente para teñir
  • Sal
  • Bolas de madera (o el abalorio que más os guste)

 
2_diy_mac_suministros

 

EL PROCESO

 

  • Para comenzar, debemos fijar la barra a la pared. La mejor opción es colocarla sobre colgadores de pared con adhesivos para no tener que hacer agujeros.
  • Cortaremos las cuerdas en 12 piezas de 3.60 metros y 2 piezas de 4.50 metros. Iremos anudando las cuerdas a la barra con un nudo corredizo simple o nudo de golondrina.
  • Haremos lo mismo con todas las cuerdas , colocando las dos piezas más largas en los extremos
  • Empezamos por un extremo a unir las cuerdas con un nudo doble o double half hitch knot. 
  • Y continuamos haciendo lo mismo hasta llegar al final.
  • Al llegar al extremo comenzamos otra vez en dirección contraria, pero esta vez lo haremos en diagonal.
  • Y aquí es donde añadimos las bolitas en distintas cuerdas, antes de realizar el nudo.
  • Comenzamos ahora a realizar nudos cuadrados o square knots. Para la realización de estos nudos utilizaremos cuatro cuerdas, excepto en los dos extremos, donde lo haremos igual pero cogiendo cinco cuerdas.
  • Dejaremos un espacio de unos 5 cm. entre un nudo y otro y realizaremos dos filas de la misma forma.
  • Al terminar las dos filas comenzamos a unir las cuerdas otra vez con un nudo doble o double half hitch knot
  •  Y volvemos de la misma manera y en diagonal como hicimos antes. Aquí volvemos a poner las bolas de madera en las cuerdas antes de anudar.
  • Vamos a terminar otra vez con nudos cuadrados. Igual que antes, los realizaremos con cuatro cuerdas excepto en los extremos donde usaremos cinco. En este caso realizamos un más en cada fila y sin dejar espacio entre ellos. De esta manera cambiamos el sentido de la diagonal.
  • Después de unos cuantos nudos, realizamos uno de cada columna dejando un espacio y dos más juntos.
  • En este punto estaría terminado. En mi caso, por el tamaño de la pared donde lo pondré, he duplicado el tapiz y he cortado las cuerdas para que terminen en pico.

Sólo falta teñir el final de las cuerdas y listo! Es un proceso muy sencillo para el que necesitaréis el tinte, la sal, agua caliente y un cubo. Siguiendo las instrucciones del tinte que tengáis, introducid las cuerdas sólo la longitud que queréis que se tiña, y conseguiréis además un efecto degradado que queda muy bien!

Para colgarlo en la pared voy a utilizar el sobrante de las cuerdas. Las enrollamos en los extremos de la barra de madera pegándolas con cola y las juntamos en el centro formando un triángulo del que lo colgaremos.

 

17_diy_mac_detalle colgador

 

Et voilá! Prueba superada con mi primer proyecto de macramé. Echadle imaginación y enviadnos los vuestros!!

 

18_diy_mac_colgado-fin

 

Adicta a las siestas.

Tal vez también te interese

Deja un comentario