London Calling: Let´s have a date

Para terminar el día y comenzar la noche, nada mejor que una cena con estilo en alguno de los locales más de moda de la capital británica.

Aunque algunos de estos sitios no son los más baratos de la ciudad, sí que son perfectos para pasar una velada especial en un local de lo más molón. Merece la pena entrar a verlos aunque sólo sea para preguntar si hay que reservar, y volver a salir disimuladamente…

 

BIG EASY: Mi favorito! Este sitio lleno de detalles es el que escogería para una cena. Los materiales, la luz tenue, el espectacular bar y la música en directo lo hacen el sitio perfecto para una cita de lo más cañera. El local original fue fundado hace 22 años y en 2014 abrieron su segundo local, del que hoy os hablamos y que tanto nos ha gustado.

El propio local es espectacular. Ubicado en el barrio de Covent Garden en el bajo y sótano de un edificio del siglo XIX, se han mantenido materiales como el ladrillo original (que se ha dejado visto) y las instalaciones que le dan un carácter único. En sus orígenes este espacio perteneció a la primera compañía de suministro eléctrico de la ciudad, y parece que esas raíces han dejado en el ambiente algunas chispas del pasado cargadas de energía.

En la carta podréis encontrar barbacoa al más puro estilo americano, langosta y marisco a la parilla. Pero la carta y sobre todo para el tema que nos atañe, no es lo importante. Lo que os hará disfrutar de la estancia en este local es el ambiente que han querido conseguir y en mi opinión han conseguido: que sea un dining al estilo de antaño, donde reunirse con amigos, comer, beber y escuchar buena música.

El bar es espectacular. La trasbarra, llena de botellas hasta los topes y una escalera móvil para acceder a las más altas, le dan un carácter de lo más «canalla» muy acorde con el resto del local. Un colectivo de grupos de Blues ofrece música en directo todos los días de la semana! Así es que ya sabes, pásate por allí con quien prefieras y… One Bourbon, One Scotch, One Beer…

 

(fotos de Silvia Jordana)

 

BURGER & LOBSTER: Y otro curioso concepto de hamburguesas y langosta… sin comentarios. Pero también uno de los locales más espectaculares que vimos a lo largo de nuestra visita. La marca tiene más de diez restaurantes en Londres (además de en otras ciudades de Reino Unido, Nueva York, Estocolmo, Kuwait y Dubai) y la localización de la que hablamos hoy está en 52 Threadneedle Street. Merece la pena pasarse por este local en concreto porque tanto el edificio como el diseño, realizado por DesignLSM merecen la pena. Es el local más grande de la marca en Londres, y el diseño se ha realizado respetando la estructura original del edificio (no podía ser de otra manera).

Como punto fuerte del diseño hay que destacar un «túnel» de acceso hecho con cajas de langosta originales que le dan a la entrada un punto muy dramático. La altura del techo es impresionante y se ha atraído la atención hacia él con unas lámparas de papel que tienen un descuelgue de ocho metros, pero son lo suficientemente livianas para no quitarle protagonismo. La zonificación del local está muy bien hecha, logrando una división perfecta entre restaurante y zona de bar. En la primera encontramos tanto mesas con banco corrido como otras más íntimas con iluminación integrada para cada mesa, ofreciendo un ambiente relajado y confortable. En la zona opuesta encontramos un bar en isla con una espectacular estructura en acero negro.

Todo el local está muy cuidado para ser apetecible a la audiencia tan particular de esta ciudad, sin perder el ambiente asociado a la marca. Hurra por ellos!

 

(fotos de Silvia Jordana)

 

M: Ganador del premio Harpers al mejor restaurante nuevo y al mejor espacio sommelier en el año 2015, M es un restaurante polifacético donde podrás vivir distintas experiencias. Este espacio amplio de estética elegante es fruto de la colaboración del restaurador Martin Williams en colaboración con el diseñador René Dekker. Lo primero que te impresiona al entrar es la dimensión del espacio, y cómo aún así la sensación es la de estar en un lugar íntimo. A derecha e izquierda se pueden encontrar dos tipos de restaurantes: M Grill y M Raw. Además de un Cocktail bar, un espacio para cata de vinos, espacios para eventos privados y lo que ellos llaman una «cueva secreta»… esto último dejamos que lo descubráis por vosotros mismos.

Sus especialidades en comida «cruda» van desde el sushi hasta el tartar pasando por los smoothies más sanos. Los carnívoros encontrarán en el grill carnes selectas de distintos países, desde canguro australiano hasta carne japonesa de Kobe. Y para los amantes del vino y los cocktails también hay espacio en M, en mi opinión, es donde el ambiente acompaña más por su distribución y elegancia. La planta superior donde se encuentra el cocktail bar, se parece más al reservado de algún local exclusivo de la capital que a un restaurante. Luz tenue, materiales nobles, y una gama de colores escogida para el relax. El juego que se ha realizado con las texturas lo convierte en un espacio elegante sin dejar de ser sencillo. Aquí nada está puesto al azar ni hay un rincón sin definir.

A lo largo de todo el local pueden encontrarse fotografías bastante cañeras de Miles Aldridge, lo cual me parece un contrapunto muy interesante con el resto del local. En general cabe destacar la apertura y elegancia del espacio, el trabajo de iluminación y el gusto por el detalle en este elegante pero también muy actual restaurante. Está abierto desde el desayuno hasta medianoche. Elige hora y experiencia, ponte de lo más guap@ y a disfrutar! Para reservas y más información: M.

 

(fotos de James Silverman)

Con estos conceptos para una cena de lo más especial terminamos nuestra agenda particular Laphillera en Londres. Esperamos que si pasáis por alguno de ellos nos dejéis vuestros comentarios y no dudéis en enseñarnos vuestros sitios favoritos, ya sabéis que estamos hambrientos… de diseño!

 

firma-pilar

Adicta a las siestas.

 

Tal vez también te interese

Deja un comentario