Pantone, Je t´aime

Como a un retoño al que le enseñas un juguete estridente, en laphille nos encantan los colores. Verdes, azules, rojos o amarillos, no tenemos “colorfobia” sino todo lo contrario, podemos pasar horas discutiendo si algo es rosa, coral o naranja porque aunque un blanco y negro está repleto de belleza, el mundo está lleno de color. Y como amantes de todo tipo de tonalidades, no podemos dejar de adorar a la empresa que tiene el sistema de identificación cromática más reconocido y utilizado: Pantone.

Por si alguna vez te has preguntado cómo a alguien se le ocurrió esta gran idea te contamos un poco de historia. Pantone empezó como una pequeña empresa que imprimía tarjetas de color para marcas de cosméticos hasta que en 1962 Lawrence Herbert adquiere el negocio y un año más tarde crea el primer sistema de identificación cromática: Pantone Matching System©. Este sistema de color estándar se basa en que cada individuo interpreta el espectro de color de una determinada manera, por lo que se creó un libro de colores normalizado en formato de ventilador. Cada color está descrito mediante una numeración y unas siglas que indican la superficie o material donde se aplicará el color: M para acabado mate, C y CP para papel estucado (Coated), U y UP para papel texturado (Uncoated), TC y TCX para tejidos (Textile Color eXtended) y así muchas más.

La extensa gama de colores Pantone es usada por empresas de todo tipo,desde publicidad y comunicación hasta marcas de moda, decoración, etc., por lo que se han creado distintas gamas de colores como Solid, Pastels&neons y Fashion+Home entre otras.

Todas ellas las podéis encontrar tanto en su página web como en la app que la marca lanzó el año pasado: Pantone Studio. En ella introducen todas sus referencias de color para que sea usada como guía Pantone digital; También puede ser usada como “cuentagotas”, reconociendo el color que se quiera seleccionar de cualquier imagen impresa o digital, y ofreciendo la referencia de color Pantone para él. Además ofrecen contenido para inspirar a todos los creativos de cualquier sector inmersos en el mundo digital mediante tendencias Pantone, bibliotecas adicionales y el siempre esperado color del año (que en 2017 será el Greenery_ 15-0343).

La mala noticia es que las evaluaciones de los usuarios no están siendo muy positivas. Parece ser que muchos de los servicios requieren pagos adicionales, no funciona bien con cuentas de adobe… aquí tenemos que poner un negativo a los chicos de Pantone, pero ya sabéis que nos gusta decir las cosas como son!

 

( Fotos de Pantone )

 

Lo que más nos gusta es como creativos y artistas de distintos campos ponen su imaginación al servicio del color y tiran de Pantone para sus creaciones. El primer ejemplo que nos encanta es el proyecto Humanae de Angélica Dass. Esta fotógrafa brasileña residente en Madrid está realizando ( y decimos está realizando porque es un proceso que sigue abierto y no tiene fecha de finalización) retratos de participantes voluntarios sobre un fondo plano de color con la referencia Pantone exacta al color de su piel (curiosamente con una muestra del color de su nariz).

Como ella misma explica en su página web, este recurso artístico que nos ofrece una estética tan bella, pretende además “resaltar la enorme similitud de nuestros tonos de piel y como el color nos iguala más que nos diferencia…nuestros colores reales, más que los inciertos Rojo y Amarillo, Blanco y Negro”. Este proyecto es sólo un ejemplo que hoy viene al caso pero nos encanta toda su obra, no dejéis de seguirla!

 

(Fotos de Angélica Dass )

El otro proyecto que nos encanta es el llevado a cabo por Gastro Media, una agencia de marketing online enfocado al mundo gastronómico. Estos señores hacen de todo y muy bien hecho, en su página podéis comprobarlo, y a nosotros nos han enamorado haciendo un catálogo Pantone de nuestra comida patria. Por si tenéis curiosidad por cuál es el Pantone de la tortilla de vuestra abuela, aquí tenéis una pista. Bon apetit!

 

( Fotos de Gastromedia )

 

Y como en laphille no nos quedamos cortos en creatividad y nos gusta vivir la vida en technicolor, aquí os dejamos nuestra aportación al mundo “Pantonero”: unos cuadros de inspiración Pantone hechos con muestrarios reciclados y una manta de crochet para alegrarnos el frío invierno que a los mininos les encanta. Que viva el color!

 

 

 

firma-pilar

Adicta a las siestas.

Tal vez también te interese

Deja un comentario