¿Dónde está Wally en el FIB?

Cada vez hay más festivales de música que proliferan en temporada no estival, pero sin duda este formato sigue siendo el rey del verano. La oferta musical en las ciudades cae y a lo que festivales se refiere, cada año salen nuevos formatos y nuevos eventos para cualquier tipo de música: reagge, balcan, punk, jazz, indie, 80, 90, 100, buuum!! ¿Explotará la burbuja musical?. No sabemos. El caso es que el Festival Internacional de Benicassim (FIB) acaba de celebrar su vigésimo segunda edición.

Más de la mitad de laphille hemos podido asistir a él o parte de él. A esos a los que un festival de 4 días se nos hace ya un poco cuesta arriba, a esos a los que ver como hordas de ingleses terminan meándose en los pantalones o besando el suelo aunque sobre él toquen los mismos Red Hot Chili Peppers, hemos optado por una opción mixta: playa y festival. Afortunadamente la costa mediterránea española aún tiene lugares que resultan desconocidos hasta para los propios valencianos.

El parque natural de la Sierra de Irta es un paraje que comprende entre otras poblaciones la de Peñiscola. Además es reserva marina y tiene gran variedad de calas en roca, arena o incluso una curiosa playa de conchas machacadas. Pero si pensáis que nosotros somos de esos que nos enfundamos en un neopreno con un arpón en la mano para buscar pulpos, estáis equivocados. Nosotros somos unos chicos modernos que vamos a la playa a dibujar.

 


 
Después de una relajante mañana playera con acuarelas y bocata de lomo, nos desplazamos al recinto, con cámara en mano, acreditación y una pregunta en la cabeza: ¿Dónde está Wally en el FIB?

Poco se puede decir del festival Internacional de Benicassim que no sepamos ya, pero el festival es probablemente uno de los más aclamados y potentes de España y cuando decimos potente no nos referimos a que su cartel goce de los descubrimientos más audaces, ni de las instalaciones más hipsters -todos sabemos cual es ese festival-. El FiB es el festival más bestia, más duro y más parecido a un Glastonbury a pleno sol que uno puede vivir sin salir de la península.

Un festival que sobrevivió a diluvios y a vendavales, el que superó varias crisis y el que a pesar de muchas leyendas urbanas que le hacen «bailar con la más fea», sigue llenando hasta la bandera el ahora conocido como «escenario las palmas».

 

 

Pero… ¿Qué tiene el FIB que no tengan otros?

¡Nosotros te lo decimos! El FIB tiene un elenco de personajes elementales que acuden en peregrinación como una línea continua de hormigas a un paquete de cereales cubiertos con miel. Laphille ha buscado a Wally en el FiB y lo ha encontrado. A él y a 10 figuras del festival, efervescentes por su singular surrealismo.

EL QUE LO VIO TODO PRIMERO Suele saltar como un resorte a cualquier comentario positivo que se pueda hacer sobre una actuación. «Nada como los Jesus en el 95, ahí si que molaban, tío». Da igual que tú le digas que la aparición de Mendieta en un «Buen día», fue un puntazo; «lo hizo mejor» hace dos décadas y no hay Kasabians que superen ese concierto Echobelly en el que había 50 personas.

EL PLANETO. Lleva una camiseta del Pop que compró en el 94′ y que es su talismán más preciado. «Así le va…». Le reconocerás por su flequillo, sus gafas que no necesita para ver y su bolso de Adidas. Para él todo tiempo pasado fué mejor y sigue viniendo y jurando que… «este es el último».

LA GAMBA HUMANA: Creerás que hay cientos, pero, no. La Gamba Humana es ese guiri, vestido con un mínimo bañador de «fardapaquet» que no sabes si ha dormido en una tienda de campaña o una cabina solar. Te duele la piel de solo mirarle y cuando tú pensabas que tu vida no podía ser peor a última hora del domingo, sólo tienes que mirar sus zapatillas para saber que tu FIB ha sido un camino de rosas.

EL QUE «TIENE QUE IR AL BAÑO». Tantas veces, ¿en serio? El año que viene te juras que le pondrás una sonda.

EL CAMAREMO MÁS LEEEEENTO DEL MUNDO. Sí, mira que hay barras y vas tu a pedir en esa en la que no sólo hay 6 guiris intentando pedir un «tuinto di veruano con casuera y dus dron with cali-cola» durante el único concierto que no te querías perder y cuando más te meas si no que también esta ese camarero que parece que ha nacido cansado y hoy tiene «el día».

 

 

EL QUE TIENE QUE ESTAR A LAS 18h para ver a «the most unknown band in the world ever». Sí. Ese. En tu pandilla también tenéis uno.

EL HOUDINI, ese amigo que «va un momentito a la VIP» y con un golpe de barita es capaz de endosarte a su colega más pesado toda la noche y reaparecer justo en el momento en que estas preguntando: «¿os acerco al pueblo?».

EL DE LAS MULETAS: nunca sabrás si se hizo el esguince allí o si tiene más moral que el Alcoyano. Tú con tu cansancio y a punto de romperte la cadera después de sólo dos días de festival y llega él… con sus muletas a darlo todo. Ahí es nada.

EL QUE VA DISFRAZADO DE… «Pimiento», «Teletubby», «Power Ranger», «Luchador de Sumo?»… Ahí estás tú, con tu camiseta de tirantes con rodales y pensando que probablemente en el infierno hiciese más fresco cuando aparece, este elemento enfundado en gomaespuma y licra. Cuando creías que nada podía superar a Liam Gallagher con parca en pleno julio… Ahí está: ¡el mítico del disfraz!

TU MISMO. Que aunque juraste que nunca más… ¡Vas a darte una fiesta por tu cumpleaños!

 

Nos despedimos del FIB más multitudinario y de un montón de neuronas que hemos pisoteado con las zapatillas llenas de polvo y promentiendo que el año que viene nos vamos a Mallorca a descansar. Por cierto, ¿Qué planes tienes para el finde del 20 de Julio de 2018?

 

firma-SORISoraya G. Aldea
Escribo, pienso y tejo.
Luego, a ratos, existo.

 

Tal vez también te interese

Deja un comentario