Brabo por La Neomudéjar. Del pasado más romántico al presente más crudo.

La Neomudéjar alberga desde el 3 de noviembre y hasta el próximo 3 de diciembre una maravillosa exposición de Manu Brabo con el título «Un Día Cualquiera». De sobra sabemos quién es este fotoperiodista, así como National Geographic, que ha sido la encargada de acercar al público este recorrido por las guerras, conflictos y revoluciones que han marcado el inicio del siglo XXI en Oriente Medio. Pero, ¿qué es el museo de La Neomudéjar?. Estrictamente, este espacio se autodedefine como «Un Centro de Artes, experimentación y creatividad que apuesta por rescatar espacios en desuso para gestionarlos con usos culturales de calidad. Abre sus puerta como centro autogestionado, libre y de resistencia artística en Julio de 2013. Su apuesta por dar voz a las New Media Arts y a los creadores de vanguardia se centra en impulsar disciplinas como el Arte Urbano, Videoarte, Performance, Parkour, Arte Sonoro y acercarlas al público general con una constante de didáctica diferencial.»

 

 

Sobre su pasado, la web oficial cuenta que «La nave Neomudéjar, albergaba en sus orígenes los talleres de Almacén de pequeño material y telégrafos, dentro de lo que fueron un entramado de naves y talleres incluidos los centrales de Atocha que ya han desaparecido y que acompañaban la vista, hasta no hace tanto tiempo, de la llegada de viajeros a la actual estación de Atocha.»

Objetivamente esto es lo que es y esto es lo que fue. Para nosotros, el espacio es un soplo de aire fresco en la capital. Nada más llegar podrías pensar que te has teletrasportado a una ciudad como Berlín, que apuesta por la rehabilitación de espacios para su gente. Su localización es céntrica pero muy tranquila. El personal es tremendamente amable, y el espacio industrial se convierte en un inmejorable lugar para una exposición con una temática tan dura y cruda como real.

 

El centro dispone de una librería con mucho encanto donde además de lecturas muy interesantes, se pueden adquirir bebidas para tomar en un pequeño jardín exterior. Aunque parezca mentira a veces en Madrid aún hay sitios donde las cosas se hacen sin artificios. Brabo por La Neomudéjar.

 

firma-victor

Va sobre ruedas

 

Tal vez también te interese

Deja un comentario