Mimar a la criatura. De errores, boletines, agradecimientos y la aversión a las minipantallas

Posiblemente en estos momentos andes leyendo este artículo en diagonal usando tu pulgar. No te molestes, puedes por ejemplo visitar la original cuenta de Paperboyo en Instagram y ejercitar el dedo gordo. Dicen que en la evolución humana el meñique desaparecerá. Lo que que no se ha dicho es que el pulgar será el miembro más sensible y desarrollado, con permiso de Darwin y la perpetuación de la especie, claro está.

También dicen, se dicen muchas cosas, que en los detalles está la diferencia y nosotros más que diferenciarnos, lo que nos gusta es mimar. Seguramente no hayas visitado ninguna de las página a las que a continuación te llevaremos, pero para eso estamos aquí, para darte un paseo virtual por las entrañas de laphille.

Los errores: No dudamos que hayáis recibido mensajes de error o información muy feos en páginas que visitáis. En laphille, eso es impensable. Sin entrar en tecnicismos, que aburren, los errores más tipicos durante la navegación suelen ser páginas que ya no existen o están mal direccionadas, accesos a áreas no permitidas de un site o servidores indispuestos (pobres). Por ejemplo, ¿qué pasa si intentamos visitar https://laphille.com/mariano-rajoy-habla-sin-sesear? Pudiera ser también que fuerais unos hacker inexpertos y nos quisierais robar todo nuestro super material gráfico (no seríais los primeros) e intentárais acceder a https://laphille.com/images. Por último, y esto es solo una emulación, esto es lo que veríais si el servidor no está disponible. En resumen, mimar nos diferencia.

 

El proceso de alta. La newsletter: Desde hace relativamente poco laphille trabaja en la difusión de contenido por boletines vía email. Nosotros no nos podíamos quedar en un triste formulario que os pide unos datos innecesarios y que habéis metido en decenas de webs. Para alegrar el proceso, si os daís de alta, lo primero que recibiréis al completar el trámite es un water en mitad del campo. Si por casualidad se os ha acurrido abrir el correo de confirmación que os ha llegado con suerte a la cuenta, un maniquí os da la bienvenida desde el balcón del más céntrico Madrid. Puro glamour.

 

 

Estamos trabajando en ello. A veces: Dónde quedaron esos gif de los 90 con un muñeco y su taladradora picando suelo con unos cascos de hipster. Una estampa de unos amigos muy madrileños de la Plaza de San Ildefonso nos ha valido para ilustrar que estamos trabajando en nuestra tienda, pero sin prisas. Está mal de pedir, pero peor es de robar: Este es el título que encumbra nuestra página de donaciones. Sí, sí, tenemos una, y es de las que más seguros estamos que nunca habrás visitado. En «Esta España mía, Esta España nuestra» somos más de que la cultura se pide o se roba. Y si se roba, no me acuerdo o me consta.

 

 

firma-victor

Va sobre ruedas

Tal vez también te interese

Deja un comentario