Demiurgo

El artista observa la pintura, mira el lienzo con los ojos entrecerrados. Le ha llevado varias horas terminarlo y piensa que el resultado alivia esas ojeras oscuras y profundas.

El cuadro muestra un paisaje urbano, un fragmento de una calle de una ciudad cualquiera y al fondo un parque con una fuente, bancos y una zona infantil. Le tranquiliza contemplarlo, le gusta imaginar la vida de sus habitantes. Una mujer cruza la calle, una silueta borrosa que sonríe. En unos de los bancos, un hombre solitario le observa, seguro que le observa, y más allá, en las avenidas, la tarde avanza con su trasfondo de ruidos y trajines.

El artista sonríe mientras desliza el pincel por el lienzo: un óleo de un hombre que pinta un paisaje…

 

firma-rosanaRosana Alonso
Nació, creció,
se reprodujo y…

Tal vez también te interese

Deja un comentario