Hello, I love you: Hola no puede ser un mal comienzo.

Hola.

He estado un buen rato dándole vueltas a cómo comenzar este primer artículo, en éste mi estreno como escribidor musical para Laphille. No son pocas las ocasiones en las que observamos un cuadro o escuchamos una canción mientras pensamos: «eso lo puedo hacer yo»; o un simple y llano, «esto está chupao». Supongo que parece lógico empezar saludando, y que dentro de los saludos es probable que ‘hola’, sea el más mainstream. Sin embargo, esta síntesis absoluta de lo que debe ser una introducción, ha nacido por un pequeño juego que ha empezado a rondarme hace un rato: de pronto, me he visto haciendo una lista mental de canciones que contienen la palabra ‘Hola’ o ‘Hello’ dentro de su título.

Tenía varias posibilidades para un primer artículo. Por ejemplo, contar quién soy, y que formo parte de un grupo llamado The Limboos, y bla, bla, bla… tengo alguna idea no muy ególatra para hablar de este tema, pero prefiero desarrollarla un poco más. Luego tenía la opción de rastrear qué se cuece en el mundillo musical: la pena que nos ha dado a tantos la muerte de David Bowie; que Radiohead parece que van a sacar disco y van a tocar por nuestros lares… En definitiva, opciones válidas pero no tan poderosas como un buen y estruendoso, HOLA.

Y es que, antes de que la cosa cuajara en mi cabeza, estaba tarareando la canción que da título al post “Hello, I love you. Won’t you tell me your name”. Siempre me gustó este verso de entrada de uno de los temas más pop —y con esto no quiero decir en absoluto peor— de The Doors. Luego, ya con la idea clara, me ha asaltado ‘Hello, Goodbye’ de The Beatles, y de rebote ‘Hello’ de Oasis —ya veis, hasta aquí parezco un moderno de manual—. Así, he ido juntando mentalmente alguna melodía más durante unos minutos. Todo este proceso, por cierto, a altas horas de la noche, y a pesar de estar muy a gusto bajo las sábanas, he decidido levantarme a por el ordenador y comenzar a escribir de manera improvisada como un buen jazzero, a ver qué salía.

thedoors-laphille

No obstante, antes de teclear la primera palabra, la curiosidad me ha hecho abrir el Spotify y ponerme a buscar las canciones que no se me habían ocurrido. Al ver la cantidad de hits que han aparecido a partir de la palabra ‘Hello’ la cosa estaba clara. Vale, aquí ya hay un buen puñado de palabras, pero como el tema es la música, una lista con todas las tonadas que han comenzado a sonar por mis auriculares para compartirla con todo el que guste, me ha parecido lo más lógico.

El proceso de selección estaba siendo muy divertido; por supuesto, he descartado arbitrariamente algunas canciones muy radiadas o que, sencillamente, no me gustan. Todo iba bien hasta que he cambiado de idioma: ha sido poner ‘hola’, y la cosa ha empezado a tornar hacia el lado oscuro. No porque la música en español sea peor o porque mis prejuicios me impidan disfrutar de letras que comprendo sin muchos problemas, nada de eso. Simplemente, cuando he llegado a Sergio y Estíbaliz, me he dado cuenta de que era bastante tarde y que, quizás, ya fuese suficiente.

Aquí os dejo, sin más dilación, esta lista de calurosa y variopinta bienvenida musical. Ser un amante absoluto de la música y tener manga ancha para hablar sobre ello es como si Papá Noel pasase por tu casa todos los días. Me quedo con mi batiburrillo de ideas para artículos futuribles sin saber muy bien qué camino tomarán. Acaben como acaben, recordad: todo habrá surgido de un breve y conciso, hola.

 

Abrir en Spotify

 

firma-rosanaSergio Alarcón
Y ahora si quieren bailar,
busquen otro timbalero.

Tal vez también te interese

Deja un comentario