Gastro | Markthal

Gastro

Un inmenso mosaico de colores se asoma sobre la delicia de los manjares. Las frutas y las flores abrazan un mercado tan especial como excéntrico. De día, Markthal destaca con sobresaliente sobre sus edificios vecinos pero a veces, lo que sucede dentro, se pierde en el reflejo de sus fachadas. Un paso más; cruzar la línea del “dentro y fuera” significa adentrase en un Rotterdam diferente, porque mires donde mires hay un detalle esperando. Dulce, salado, amargo y ácido. Infinitos sabores pujan entre los tenderos para ser degustados. Llega la noche y su luz inunda el cielo holandés, como una vela en el interior de una botella. Y nunca se apaga. Porque cada vez que visites un mercado sabrás que un día viste el más bello de todos.

 

firma-victor

Va sobre ruedas