Madrid | Gente

Una ciudad sin gente es una ciudad muerta, seca, inerte. La gente es la sangre de las ciudades, la savia vital. Gentes diferentes de todas las edades, miradas diferentes sobre las cosas convierten en distintas  las cosas. Personas tomadas en instantes, gestos que pasarían desapercibidos de otro modo. Miles de historias por contar.

 

 

firma-victor

Va sobre ruedas