Viajes | Amsterdam

En Amsterdam todo sucede dos veces; la primera, cuando personas de infinitos orígenes hacen vida en las estrechas viviendas de enormes ventanales. La segunda, cuando todo aquello se refleja en el agua de sus canales. Tulipanes que decoran bicicletas, bicicletas que decoran puentes y puentes que decoran una ciudad donde casi todo está permitido. El carmín de sus tres cruces predomina en los escaparates donde mujeres se contonean al compás de la sonrisa de algunos. Todo es una exquisita mezcla ancestral y cosmopolita. Es luz y es vida. Es Amsterdam.

 

 

firma-victor

Va sobre ruedas