Viajes | ex·Yugoslavia

Viajes

Un cementerio, conducimos un par de kilómetros más. STOP. Otro cementerio improvisado. Llegamos a una frontera. STOP. Se percibe un gran contraste entre países que han sufrido la mísma guerra. Uno sofísticado, otro turístico y otro aún conserva reminiscencias de metralla en los gestos de sus gentes. STOP. Tomamos un te. Sarajevo, esa ciudad en la que si te sueltan sin saber en qué parte del mundo estás no serías capaz de adivinar que continente estás pisando. Quiero saltar desde un nuevo puente que una vez fue muy viejo pero… STOP.

 

firma-victor

Va sobre ruedas