30 historias de mujeres que deberías conocer

El pasado mes de octubre estuvimos muy ocupados. Aprovechamos el inktober (o tintubre, como nos gusta llamarlo a algunos por estas latitudes), esa cita en la que todos los octubres se dan cita los dibujantes para hacer un dibujo de tinta al día, para sumarnos y rescatar historias de mujeres que nos ha parecido que merecía la pena contar.

 

1 y 2. Rosa Parks (1913-2005) y Claudette Colvin (1939).

Primero Claudette Colvin, y meses después Rosa Parks, se negaron ceder el asiento a los blancos en el autobús, según dictaban las normas de la época. Rosa Parks pasó a ser un icono en la lucha contra la segregación racial. Claudette Colvin no, pese a ser la primera, porque al ser una quinceañera embarazada de un hombre casado, se decidió que no daba buena imagen a la reivindicación y no se le dio mucha publicidad a su caso.

 

3. Jeanne Manford (1913 – 2013)

Un buen día de 1972, Jeanne recibió una llamada del hospital. Le habían pegado a su hijo una paliza cuando asistía a una protesta gay, y la policía no había hecho nada por detenerlo. Muy afectada, escribió una carta al director del New York Post que desencadenó un alud de apoyos en la que decía; «tengo un hijo homosexual, y lo quiero». Lo siguiente, fue acompañar a su hijo a una manifestación exhibiendo una pancarta en la que se leía: «Padres de Gays: Uníos para Apoyar a Vuestros Hijos». Tal fue la sensación que causó entre los propios manifestantes – contó la propia Jeanne en una entrevista posterior – que muchos de ellos se acercaban a darle las gracias y abrazarla. Incluso se acercaron muchos de los más jóvenes para pedirle que por favor, fuera a hablar con sus padres, a quienes temían por miedo al rechazo.

Al año siguiente Jeanne había fundado una asociación que pretendía ser «un puente entre la comunidad homosexual y la heterosexual». A la primera reunión aparecieron 20 personas. A día de hoy, PFLAG (en español Padres, familias y amigos de lesbianas y gays), está presente en 12 países, y además ha sido el germen para que surjan otras comunidades solidarias de apoyo similares, que sin duda han sido fundamentales para algunos avances en derechos humanos de los últimos años.

 

4. Melita Bentz (1878-1968)

Si eres cafeter@ no te queda otra que adorar a Melita Bentz. Esta ama de casa Alemana, cansada de beber café amargo y lleno de grumos, pensó que podía mejorar el método, y tras varias pruebas, usando el papel secante de sus hijos, dio con la solución e inventó el filtro de café. Al ver el éxito de su invención, decidió patentarlo y ese mismo año, con la ayuda de su marido, montó un negocio de venta de filtros de café. En la actualidad, sus nietos aún controlan el Grupo Melita KG, que cuenta con 50 compañías y 3.300 socios y aún sigue liderando la venta de filtros de café.

 

5. Ada Lovelace (1815-1852)

Hablamos de la primera persona que programó un algoritmo destinado a ser procesado por una máquina. Hablamos de la madre de la programación. Pese a que hoy en día el ámbito de la informática y la electrónica es mayoritariamente masculino, y a las programadoras les cuesta abrirse camino, no siempre fue así. Las mujeres jugaron un papel fundamental en los inicios de esta disciplina, y varios son los nombres que han jugado un papel vital en el desarrollo de la misma. De hecho, antes de 1984, que la cosa empezó a caer en picado, las mujeres ocupaban el mismo porcentaje en estudios de computación que el que ocupaban en otro tipo de estudios.

6. Vanessa Selbst (1984)

Esta jugadora de Poker es la reina del mambo. A su edad tiene unos ingresos indecentes, y ya ha alcanzado en alguna ocasión el número uno del ranking mundial del Global Poker Index (la única mujer en alcanzarlo, de hecho). Vanessa, en un mundo aún mayoritariamente masculino, sabe bien que para marcarse un buen farol, da igual lo que tengas entre las piernas.

 

7. Coco Chanel (1883-1971).

Mi interés por la moda suele ser escaso, pero Cocó fue mucho más allá de la moda. Cocó desterró el corsé de la vestimenta femenina. Introdujo los pantalones como prenda de uso habitual en las mujeres (hasta entonces las mujeres solo lo usaban cuando hacían trabajos físicos). Le dio una vuelta de 180º al vestuario femenino, tomando atributos de la ropa masculina de entonces, propiciando que el armario de las mujeres se llenara de prendas cómodas. Apostó por la bisutería cuando las joyas eran un símbolo de estatus social, democratizando el uso de adornos. Y, accidentalmente, puso de moda el tono de piel moreno al quemarse en un crucero, acabando con la percepción de que la belleza residía en la gente de clase alta que no estaba obligada a ponerse al sol para trabajar. Quizá hiciera falta otra Cocó que consiguiera que los hombres pudieran ir a trabajar en verano en pantalones cortos (o en falda, por qué no) bajo los 40 grados de agosto.;)

8. Malala Yousafzai (1997)

Seguro que ya conocéis a Malala. Es la ganadora más joven de la historia de un premio Nobel, que recibió en 2014. Y esta es su historia: Malala, que creció en Pakistán bajo el régimen Talibán, empezó a escribir a los 11 años un blog bajo pseudónimo que publicaba la BBC, en el que contaba como era su vida bajo la ocupación de los militares, y exponía su punto de vista acerca del derecho a la educación de las mujeres, dado que el régimen talibán tuvo prohibida la asistencia a la escuela a las niñas entre 2003 y 2009. Como era molesta para el régimen, decidieron asesinarla en 2012 interceptando el autobús escolar en el que estaba y pegándole dos tiros que la tuvieron al borde de la muerte. Tras recibir el Nobel de la paz, Malala vive hoy en Inglaterra (tuvieron que sacarla de su país bajo la amenaza de muerte) y desde ahí estudia y lucha por el derecho de acceso a la educación.

 

9. Pili Hussein

Pili nació y creció en Tanzania en el seno de una familia numerosa. Numerosa significa que era una de las 38 hijos de un ganadero que tenía 6 mujeres. Cuando Pili Hussein se casó, su matrimonio fue un infierno y tuvo que escapar. En su huída fue a parar a un pueblecito a las orillas del Kilimanjaro, zona donde se localiza un tipo de piedra azul muy especial cuyo nombre es Tanzanita única en el mundo. Se le ocurrió que podía ser buena idea ganarse la vida buscando Tanzanita, aunque un pequeño inconveniente se oponía a sus planes: no se aceptaban mujeres trabajando en la mina, por lo que decidió hacerse pasar por un hombre.
Para ello, dice Pili que «Corté unos pantalones y me mostré como una persona fuerte. Eso hice. Actuaba como un gorila, podía luchar, usaba un lenguaje soez y llevaba un cuchillo grande como los guerreros Maasai». Un año después, Pili, a quien sus compañeros conocían como Tio Hussein, descubrió dos yacimientos de tanzanita y se hizo rica. En cuanto a «su secreto», no fue desvelado hasta años más tarde, cuando una mujer del pueblo denunció haber sido violada por un grupo de mineros y Pili estuvo entre los interrogados. Actualmente Pili tiene una compañía minera con 70 trabajadores. Casi ná.

10. Mileva Maric (1875-1948)

Esta brillante matemática fue la primera esposa de Einstein. A día de hoy, su participación en las teorías que formulara su marido está sobre la mesa a raíz de una serie de documentos y correspondencias salidas a la luz, en las cuales se evidencian que ambos hacían un trabajo conjunto. Einstein y Mileva se conocieron en el politécnico de Zurich, siendo ella la única mujer estudiante. Rápidamente iniciaron una intensa relación intelectual y sentimental. Al quedarse embarazada sin estar casados, pese a intentar mantenerlo en secreto, sus biógrafos lo descubren y la obligan a abandonar el politécnico a falta del examen final sin ningún título. Son cada vez más voces las que aseguran que, por ejemplo, la Teoría de la Relatividad empezó a desarrollarse a partir de la tesis que mileva escribió y presentó a supervisión de su profesor cuando estudiaba en la Escuela politécnica. Y que el efecto fotoeléctrico tiene origen en los trabajos de Mileva cuando estudiaba en Heilderberg con el profesor Lenard (el cual posteriormente se le concedió un Novel de física precisamente sobre el efecto fotoeléctrico). El mismo Einstein comentó alguna vez que «necesitaba a su esposa, porque resolvía todos los problemas matemáticos por él». La propia Mileva, consciente de la «invisibilización» de su aportación, escribía a una amiga: “Hace poco hemos terminado un trabajo muy importante que hará mundialmente famoso a mi marido”. No en vano el tiempo en el que Einstein estuvo casado con Mileva se considera «la etapa más creativa del genio».

11. Rena Kanogoki (1935-2009)

Rena se crió en Brooklyn entre bandas callejeras. El día que le dieron la primera paliza, decidió apuntarse al gimnasio a aprender lucha. Y más tarde, se tropezó con el judo, que fue lo que la conquistó. en 1959, Rena se presentó a su primer torneo serio. Pese a que en la normativa no había restricciones de género, se olió que podía tener problemas por el hecho de ser mujer, y decidió cortarse el pelo y vendarse el pecho para parecer un hombre. De nada le sirvió, pues cuando ganó el torneo, la organización le hizo devolver la medalla por ser mujer.
A partir de ahí, Rena luchó con ahínco para que la categoría femenina de judo saliera adelante, hasta el punto que consiguió su inclusión en los juegos olímpicos. Finalmente, 50 años después de ese primer torneo, le fue concedida la medalla que le fue arrebatada.

12. Lisa Meitner (1878-1968)

Conocida por sus investigaciones en teoría atómica y radioactividad, Meitner está considerada como uno de los ejemplos más evidentes de discriminación en los premios Nobel. Trabajó codo a codo con Otto Hand más de 30 años años, y la comunidad científica no entendió por qué él se llevó el premio en solitario por unos hallazgos que eran trabajo de los dos. A lo largo de su carrera científica, Lise tuvo que hacer frente a multitud de trabas por el hecho de ser mujer; desde tener que trabajar en un laboratorio apartada de sus colegas, hasta no cobrar lo mismo que ellos, o incluso tener que trabajar gratis. Sin embargo, cuando en 1942 le ofrecieron la oportunidad de participar en un grupo internacional de investigación para conseguir desarrollar la bomba atómica, y trabajar en igualdad de condiciones con los grandes cerebros de la época, no aceptó, dejando claro que no quería tener nada que ver con la bomba atómica. Ningún otro científico rehusó la oferta. Pese a eso, a Lise Meitner se le conoce com «la madre de la bomba atómica» (cosa que le disgustaba profundamente), pues sus investigaciones en fisión y sus propuestas acerca de la reacción en cadena, fueron claves para el desarrollo de la misma.

13. Harriet Beecher Stowe (1811-1896)

Harriet, convencida abolicionista, fue la autora de «La Cabaña del Tom», donde hace hincapié en la maldad y la inmoralidad de la esclavitud. Tuvo tal relevancia, que se convirtió en la novela más vendida del siglo XIX después de La Biblia, y contribuyó a profundizar el debate y a ampliar la conciencia de los estadounidenses en un momento en el que EEUU era uno de los pocos países que seguían admitiendo la esclavitud legal. Tanto fue así, que cuando el presidente Lincoln conoció a Harriet en 1862, en plena Guerra de Secesión, le dijo «De manera que es usted la pequeña mujer que escribió el libro que provocó esta gran guerra».

14. Maria Schneider (1952 – 2011).

El acoso y el abuso sexual en el mundo del cine en particular, y en el resto de los ámbitos de la vida en general, viene de largo. Maria Schneider se hizo mundialmente famosa por su papel en El Último tango en París. Especialmente por una controvertida escena donde sufría una violación anal por parte del personaje interpretado por Marlon Brandon, donde éste usaba mantequilla como lubricante. Pese a que la violación se reflejaba en el guión, el asunto de usar la mantequilla fue una modificación que tramaron el director y el actor a última hora sin consultar ni informar a María Schneider. Años más tarde, María declarada haberse sentido «humillada y un poco violada» por Brandon y Bertolucci. Por su parte, Bertolucci declaraba en 2013 que decidió no decírselo a María porque no quería que fingiera la humillación, sino que la sintiera. Y vaya si la sintió. La actriz, que lloró de humillación en la escena, confesó que tras la fama «Me sentí muy triste, porque fui tratada como un símbolo sexual. Yo quería ser reconocida como una actriz, y todo el escándalo me volvió un poco loca». María nunca volvió a aparecer desnuda en ninguna película, pese a que recibió múltiples ofertas.

15. Florence Foster Jenkins (1868-1944)

Florence Foster Jenkins fue una soprano que se hizo famosa por su falta de habilidad musical. Procedente de una familia acomodada, desde una temprana edad tuvo claro que quería dedicarse a la música, pese a que su familia y su primer marido trataron de disuadirla y no la apoyaron económicamente, por lo que empezó a ganarse la vida como maestra y pianista. Fue al morir sus padres, cuando ella tenía 60 años, que invirtió la herencia a dedicarse a la que era su pasión. Cantar. Pese a su poco sentido del oído y del ritmo, y los continuos desafines, Florence estaba convencida de su grandeza y llenaba salas por lo estrafalario de sus shows. Ante las malas críticas que recibía, una vez respondió: «La gente puede decir que no sé cantar, pero nadie podrá decir nunca que no canté»

16. Heddy Lamarr (1914-2000)

Esta actriz e inventora tuvo una vida de película.
Considerada superdotada, empezó a estudiar ingeniería a los 16 años, abandonando tres años más tarde para desarrollar su vena artística. Pronto se hizo mundialmente famosa, entre otras cosas, por ser la primera actriz en salir completamente desnuda en una película y, además, ser también la primera en simular un orgasmo. Precisamente esto fue lo que encandiló a un magnate de la industria armamentística que andaba haciendo negocios con Hitler, y consiguió cerrar un matrimonio de conveniencia con los padres de Hedy en contra de la voluntad de esta. Una vez casada con el magnate, Hedy vivió sometida a su control en lo que ella definió como «un periodo de esclavitud». En esa época, en la que llegó a conocer a Hitler y a Mussolini, retomó la ingeniería y aprovechó para obtener de los clientes y proveedores de su marido los pormenores de la tecnología armamentística de la época. Luego solo tuvo que escapar del tirano de su marido, (lo hizo así como en las pelis; por la ventana del baño de un restaurante), ceder sus conocimientos armamentísticos a los EEUU para echar una mano en eso de la segunda guerra mundial, coinventar la primera versión del espectro ensanchado que permitiría más adelante las comunicaciones a larga distancia, y convertirse en una gran actriz de Hollywood. Casi nada. El Día internacional del Inventor se celebra el 9 de Noviembre conmemorando el nacimiento de Hedy.

17. Bogaletch Gebre (1960)

A esta bióloga etíope no le fue fácil poder estudiar. Su padre se lo prohibió y se escapaba todas las mañanas temprano a una escuela misionera cuando iba a por agua. Escondía el cántaro en los arbustos y se iba un par de horas en secreto a la escuela. Para cuando su padre le pilló el engaño, ya sabía leer. Con el apoyo de su tío, y algunas ayudas y becas, logró estudiar biología en Jerusalem. Una vez se hubo doctorado, volvió a Etiopía con el fin de ayudar a proteger los derechos de las mujeres en su país, donde los secuestros nupciales y la mutilación genital eran prácticas habituales (la misma Boge fue mutilada), y puso en marcha KGM Etiopía junto a su hermana. Desde entonces, por medio de organizar charlas comunitarias en lugares con alto nivel de analfabetismo, han conseguido reducir en las zonas donde actúan la mutilación genital del 100% al 3%, y los secuestros nupciales en un 90%.

18. Florence Lawrence (1886-1938)

Esta actriz de cine mudo, muy exitosa en su tiempo, también era una gran aficionada a los coches, a los cuales incorporó mejoras, inventando lo que más adelante pasarían a ser los intermitentes y la señal de freno. Se trataba de un dispositivo conectado al guardabarros trasero del coche. Cuando el conductor pulsaba un botón, un brazo subía o bajaba una señal indicando la dirección de giro del coche. Seguido a esto desarrolló una señal de freno en la que un brazo con una señal en la que ponía STOP se desplegaba cuando el conductor pisaba el pedal de freno. Estos inventos no fueron patentados y fueron desarrollados por empresas automovilísticas de la época.

19. Angela Ruiz Robles (1875-1975)

Esta maestra leonense se adelantó a su tiempo inventando lo que hoy se considera precursor del libro electrónico. Este dispositivo, en el que se podrían incluir todas las asignaturas, se abría como un libro tradicional en el que en la parte derecha se colocaban en bobinas unos carretes intercambiables -correspondientes a cada asignatura- con pulsadores para ir pasando el texto y a la izquierda se podrían poner abecedarios para crear palabras o frases. Además, cabía la posibilidad de utilizar tintas luminiscentes para leerlo en la oscuridad, aumentar el texto o escribir y dibujar sobre éste dispositivo, en el que se podrían incluir todas las asignaturas, se abría como un libro tradicional en el que en la parte derecha se colocaban en bobinas unos carretes intercambiables -correspondientes a cada asignatura- con pulsadores para ir pasando el texto y a la izquierda se podrían poner abecedarios para crear palabras o frases. Además, cabía la posibilidad de utilizar tintas luminiscentes para leerlo en la oscuridad, aumentar el texto o escribir y dibujar sobre él. Google le dedicó un Doodle en conmemoración de1 121 aniversario de su nacimiento.

20. Emily Temple Woods (1994)

Esta jovencísima redactora de Wikipedia, que lleva escribiendo y editando artículos desde los 12 años, es conocida por sus esfuerzos contrarrestar los efectos del sesgo de género en Wikipedia. Comenzó a crear artículos de mujeres científicas el día que se dio cuenta de que eran pocas las mujeres de la Royal Society (una prestigiosa sociedad científica inglesa) las que tenían su artículo en wikipedia. Se sintió tan cabreada que ese mismo día estuvo hasta las 2:00 am escribiendo su primer artículo de una mujer científica. Desde entonces, y en año y medio, ha conseguido duplicar la presencia de mujeres científicas en la plataforma. A menudo recibe mails de acoso e insultos, que ella ha decidido canalizar en acción; por cada mail machista y grosero que recibe, escribe una biografía de una mujer científica. Las propias pautas de relevancia que establece Wikipedia dificulta la inclusión de muchas mujeres, puesto que para que una persona sea tema de artículo, está estipulado que esta debe haber atraído interés «significativo» durante un periodo de tiempo, lo que se traduce en la existencia anterior de libros, artículos, etc que mencionen a la persona. Lo que hace que la tendencia a ignorar a las mujeres en publicaciones en general se replique en Wikipedia. Vamos, la pescadilla que se muerde la cola.

21. Lita Cabellut (1961)

Esta artista plástica, de origen gitano, que pese a ser bastante desconocida en nuestro país, se ha convertido en la pintora Española más cotizada del mundo, sólo por detrás de Miquel Barceló y Juan Muñoz.Tuvo una infancia difícil, en la que se habla de prostitución, mendicidad, orfanatos, etc, pero cuenta Lita que a los 13 años, recién adoptada, cuando la llevaron al Museo del Prado, en frente de las Tres Gracias, le dijo a su madre adoptiva, «Mamá, yo voy a ser artista». Por fortuna, ésta le contestó que si estudiaba (Lita no sabía leer ni escribir a esa edad), le pondría un profesor particular de pintura. Para quienes no conozcan su obra, os animo a que gogleéis un poco. Vais a alucinar con sus cuadros.

22. Maria Theresia Paradis (1759-1824)

Pese a ser ciega desde los cuatro años, Maria Theresia Von Paradis se convirtió en una reputada pianista, cantante y compositora, admirada por grandes nombres de la música como Mozart, quien al parecer habría compuesto para ella el concierto nº18 para piano. Llegó a ser una de las pianistas más famosas de su época. La falta de visión no le impidió componer sinfonías, óperas y otras piezas musicales. Aunque algunas de sus obras no se han conservado, su música se continúa interpretando en la actualidad.

23. Lili Elbe (1882-1931)

Esta artista, es la primera transexual conocida de la historia en someterse a una reasignación completa de sexo. Se dio cuenta de su condición de mujer mientras posaba para su esposa (también artista), la cual le pidió que sustituyera a la modelo posando con unas medias y zapatos de tacón. A partir de ahí, empezó a vestir regularmente como una mujer.
La película «la chica danesa» narra su vida.

24. Alison Bechdel (1960)

Historietista estadounidense conocida, además de por su obra, por popularizar el que se conoce como «Test de Bechdel», usado para medir la presencia femenina en el cine. Dicho test apareció por primera vez en una tira cómica llamada «the rule» dentro del comic «Unas lesbianas de cuidado», de Alison Bechdel. En él, uno personaje le dice al otro que no va al cine a menos que la película cumpla con estos tres requisitos: 1.- Que saltan al menos 2 mujeres. 2.- Que salgan hablando entre ellas. 3.- Que en algún momento de la conversación hablen de algo que no sea de hombres (no sólo se limita a relaciones amorosas. Hablar de un padre, un hijo, etc, no pasaría el test). Existe una variación de este test que dicen que, además, esas dos mujeres han de tener nombre. Pese a ser un test poco exigente, se ha extendido al ser una forma sencilla de medir la brecha de género en el cine. Sorprende ver la cantidad de películas que no cumplen el test de Bechdel. Por el contrario, si lo aplicamos de forma inversa a los hombres (2 hombres con nombre hablando entre ellos, de algo que no sea mujeres), prácticamente todas las películas que se estrenan lo cumplirían. La invención del test se atribuye a Liz Wallace, una amiga de la autora del cómic.

25. Elisabeth Magie (1866-1948)

Aunque la compañía que posee los derechos del Monopoly atribuyan el origen del juego a Charles Darrow en los años 30, la verdad es que fue Elisabeth Magie quien lo ideo y registró décadas antes con el nombre de Juego de los Propietarios. Ideo para él dos conjuntos de reglas para jugar; las antimonopólicas, por las que todos se beneficiaban cuando se creaba riqueza, y las monopólicas, que fijaban como meta aplastar a los oponentes. Magie quería demostrar que el primer conjunto de reglas era moralmente superior.

Finalmente el juego perdió su carácter educativo y se impusieron las reglas monopólicas, surgiendo varias versiones (una de ellas, el actual Monopoly). La compañía Parker Brothers, ahora parte de la multinacional Hasbro, ha mantenido que el autor del juego es únicamente Charles Darrow (en 1935) por motivos de marketing.

26. Sabrina Gonzalez (1993)

Catalogada como una de las mentes más brillantes del siglo XX!, a sus 23 años, el Instituto Tecnológico de MaMassachusetts y la universidad de Harvard ya la han apodado «La Nueva Einstein», diciendo de ella que posee «una inteligencia como la de Albert Einstein, una creatividad como la de Leonardo da Vinci y una constancia como la de Stephen Hawkins». Ingeniera autodidacta en su adolescencia (a muy temprana edad, se construyó su propio avión en el garage de su casa y lo pilotó sobre el lago Michigan), finalmente se decantó por la física. Actualmente las empresas aeroespaciales se la rifan.

27. Selina Juul (1980)

Esta diseñadora gráfica ha conseguido en tan solo 5 años cambiar la mentalidad de un país y que Dinamarca reduzca sus basuras un 25%. Nació en Rusia, donde vivió la escased de alimentos, y emigró a los 13 años a Dinamarca, quedando sorprendida con la cantidad de comida que se tiraba. Fundó el movimiento «Stop Wasting Food» y pronto se convirtió en una figura nacional, pues consiguió poner en marcha en muy poco tiempo políticas en supermercado capaces de reducir hasta en un 90% los desperdicios en algunos productos y cambiar los hábitos de los consumidores y los restaurantes. Ha puesto en marcha iniciativas que funcionan por todo el país como una aplicación (Too Good To Go) que vende a precios bajos la comida que sobra de los restaurantes (antes destinada a tirarse), o supermercados de «frutas y verduras feas). Tal ha sido su repercusión, que ha puesto a la cabeza a Dinamarca como ejemplo en la lucha con el desperdicio de alimentos y otros países están empezando a estudiarlos y reproducirlos. Muy aconsejable ver alguna de sus charlas en TED.

28. Alice Guy (1863-1968)

Pese a que históricamente se ha atribuido a Méliès, Alice Guy fue la primera persona en realizar una película de ficción, así como pionera en los efectos especiales, la ciencia ficción fílmica, el lenguaje cinematográfico (planos, iluminación, attrezzo, montaje, caracterización…) y fundadora de lo que más tarde se ha considerado la profesión de productor o productor ejecutivo. Asimismo, fue la primera persona que logró mantenerse económicamente a través de dicha profesión. Rodó más de 600 películas a lo largo de su vida, fundó varias productoras en Francia y en Estados Unidos y luchó por ser reconocida internacionalmente como directora, actriz y productora. La historia del cine borró su paso por la historia y atribuyó sus películas bien a su marido, bien a su asistente, bien a anónimos, o bien nunca fueron mencionadas. A pesar de la marginación que ha sufrido por parte de los historiadores por el hecho de ser mujer, en el contexto de la época fue muy apreciada y admirada por los demás profesionales del sector. El rescate de su figura histórica comenzó apenas hace quince años, por tanto no es difícil encontrarla apartada en los libros más antiguos del cine, sin embargo cada vez más está siendo normalizada como fundadora del cine.

 

29. Annie Londoderry (1870-1947)

Primera mujer en dar la vuelta al mundo en bicicleta. Y todo ello por una apuesta, pues Annie no había cogido nunca antes una bicicleta. Consiguió sponsors para ello, e incluso llegó a un acuerdo económico con la empresa de aguas Londoderry Lithia para adoptar su nombre.

30. Maggie MacDonell (1980).

Ganadora en 2017 del Global Teacher Price, por su inestimable labor en una comunidad indígena canadiense del ártico, donde las iniciativas puestas en marcha por esta profesora están consiguiendo combatir con éxito las altas tasas de adicciones (al alcohol, a las drogas), de embarazos adolescentes, de abusos sexuales y de autolesiones y suicidios de la comunidad. En sus palabras, «enseñar es, en cualquier caso, una experiencia mucho más profunda que estar en clase con los alumnos, significa establecer una conexión con los chicos, participar de sus inquietudes y, en este caso, al ser una comunidad indígena distinta a mi origen, supone también una forma de aprender, de enriquecerse».

 

Pues hasta aquí las 30 historias de mujeres que hemos elegido contar este año. Si queréis ver todos los dibujos juntos, los tenéis en esta galería.

 

firma-elena
Elena Titos
No sin sus lápices.

 

Tal vez también te interese

Deja un comentario