Ser mujer: o por qué sigue haciendo falta el día internacional de la mujer.

Mucho se habla todos los años del día internacional de la mujer (llamado también día de la mujer trabajadora). Se rinden homenajes. Se critica su existencia (sí. Y mucho). Se ponen cifras alarmantes sobre la mesa. Se tratan de visibilizar las barreras. Todos los años se pone en evidencia lo lejos que se está aún de la igualdad.

Si tú eres de los que aún se pregunta por qué existe un día de la mujer trabajadora, te animo a que leas el texto del dibujo (si no entiendes mi letra, pregúntame y lo traduciré encantada).

Como no creemos que regalar rosas tenga ninguna utilidad (sino todo lo contrario), te dejo unas sugerencias útiles para «celebrar» este día, que te vendrán de maravilla tanto si eres hombre como si eres mujer.

  • Deja de decir que el hombre «ayuda» a la mujer en casa. El lenguaje es importante. Cuídalo.
  • Este es un día estupendo, empresario, para que iguales el salario de tus empleadas al de tus empleados.
  • Regala a tu hija uno de los mal-llamados «juguetes de niños» (un coche, un balón, un banco de herramientas, un disfraz de superman, lo que prefieras), y explícale qué es y por qué existe el día internacional de la mujer.
  • Si eres de los que creen que feminismo es lo contrario a machismo, busca ambos términos en el diccionario. Ya es hora de que sepas lo que significa cada cosa.
  • Siéntate con tu pareja y haced balance de cómo os repartís las tareas del hogar. Si está descompensado, elaborad un reparto justo (y cumplidlo).
  • Mujer, trabaja la empatía con otras mujeres.
  • Haz análisis de los micromachismos en los que tú mismo participas, y haz un esfuerzo para evitar que se repitan.

 

 

firma-elena

Elena Titos
No sin sus lápices.

Tal vez también te interese

Deja un comentario