Cornelius Tattoo: dolor, dulce dolor

Si eres de los que están marcados con tinta sabrás que es una de esas cosas en la vida que es difícil hacer sólo una vez. Por algún motivo casi místico la tinta se apodera un poquito de nosotros y antes de terminar una sesión, ya estás pensando en el siguiente. Pero tatuarse conlleva muchas cosas; no sólo decidir por qué nos queremos tatuar, si no también qué, cómo, y algo muy importante: dónde. Nosotros para cosas así de serias no nos la jugamos, por eso nos hemos ido a hacerle una visita a Cornelius donde cada detalle tiene garantía de confianza y calidad.

Leer más