Jacco Gardner’s Somnium: alfombras, silencio y fantasía

Dame cien sillas y tres alfombras e inventaré el silencio en un concierto, dijo el sabio. Quiero creer que Jacco Gardner es un mesías y lo acontecido en la Sala Caracol una fantasía a rememorar. En este mundo de presente tan efímero y volátil cabe la esperanza cuando un músico, acompañado por una música, es capaz de interpretar un disco instrumental sin apenas interrupciones: ni comentarios al fondo, ni —un exceso— de móviles paseando sus flashes por la sala; ni siquiera muchos aplausos aunque sí mucha atención, como si el recital fuera un concierto clásico en el que solo se debe aplaudir al final.

Leer más