La importancia de llamarse Jack

 

Un día los hombres echarán la vista atrás y verán que conmigo nació el siglo XX (Jack el Destripador). Desde el infierno de Alan Moore
El gato de mi vecina se llama Jack, es marrón y sus ojos grises me escrutaban de una forma que me hacía sentir estúpida. Una vez le regañé por marcar con su olor penetrante mis azaleas. A partir de ese momento comenzó a dejar presentes en el felpudo de mi casa:
Leer más