Modernos, amarrad los ponis: Cinco bandas patrias que sí lo tienen.

Que nadie se ofenda. Aquí la modernidad va por barrios y sus connotaciones también. Pero bueno, quien quiera darse por aludido es libre, desde el fondo de su corazón, a catalogar el título como pretencioso, soberbio o, simplemente, seguir escuchando el último disco de Joe Crepúsculo como si nada. Ya se sabe que nadie es profeta en su tierra, pero en el caso de muchas bandas de por aquí el asunto es por demás. Son capaces de llenar silenciosamente grandes salas de toda la geografía o sorprender con su directo en grandes festivales, aunque su nombre no suela encabezarlos. Algunos pensarán, ¿solo cinco? Claro que no; ¿Y qué es lo que tienen? Esto es más complicado de contestar. Prefiero mostraros su música y que seáis vosotros los que contestéis a la pregunta.

Leer más