La Machine

A HAL9000, in memoriam

Exilió la lavadora a la azotea porque ya no funcionaba; eso explicó a los vecinos. Pero no era por el traqueteo descontrolado al centrifugar ni por el jadeo de moribundo recalcitrante. La verdadera causa era la singularidad que mostraba la lavadora desde hacía unos meses. Para empezar le miraba, sí, le espiaba con su ojo ciego, como esos cuadros de los museos, esos retratos que te observan

Leer más