Textiles electrónicos: arte, moda y vanguardia

Confieso que siempre he tenido una relación de amor/odio con la tecnología: aunque soy una firme defensora del progreso, al mismo tiempo me crea cierto recelo el hecho de avanzar demasiado rápido, porque los cambios son difíciles de asimilar y las consecuencias pueden estar mal calculadas…

La misma sensación me sorprende en el mundo de la moda, donde hace años empezaron a incorporarse componentes tecnológicos; algunos con claras aplicaciones prácticas (ropa que repele manchas, tejidos que regulan la temperatura…) y otros meramente estéticos, como unos zapatos que cambian de color por bluetooh. Cuando leo estas cosas me pregunto si es realmente necesario, del mismo modo que me pregunto hasta qué punto es vital controlar tu casa domótica desde el móvil… Pero, dejando este debate a un lado, está claro que la moda es un nuevo sector de investigación y aplicación para la tecnología.

Del mismo modo, la incorporación de elementos electrónicos en el textil es un nuevo campo de experimentación artística. Hasta ahora había visto aplicaciones sencillas -como una constelación bordada que utiliza leds para iluminar las estrellas, mandalas creados con piezas de circuitos, la mítica camiseta luminosa, etc- pero hace poco descubrí dos artistas que llevan los electrotextiles a otro nivel:

 
lilykorg electrotextiles afroditi psarra
 

Por un lado, la griega Afroditi Psarra y su LilyKORG, que no es otra cosa que un modulador bordado a punto de cruz ¡¿Cómo te quedas?! Desde su desarrollo en 2011, la artista ha recorrido Europa impartiendo talleres DIY, mientras continúa trabajando en montón de proyectos interesantísimos, como la space jacket, el kimono fractal o la cosmic bitcasting. Esto, por supuesto, no es más que una reseña; si queréis flipar a tope, daros una vuelta por su web.

Por otra parte, la chilena Constanza Piña, corazonderobota, que lleva años partiendo la pana con su taller de sintetizadores DIY y recorre el mundo realizando performances donde incorpora danza, vídeo y electrotextiles. Aquí una muestra de su cinturón amplificador:

 

cinturon amplificador corazonderobota

 

Lo que más me ha sorprendido es que, en ambos casos, la mayoría de los circuitos son libres; es decir, que cualquiera puede descargarlos y reproducirlos. Esto es algo que me devuelve la fe en el ser humano, porque aunque muchos se empeñen en automatizarnos hasta la deshumanización, todavía hay quien se preocupa de que el crecimiento llegue a todos.

Por cierto, si os preguntabas si entre tanto avance tecnológico en el textil alguien está trabajando en la capa de invisibilidad… la respuesta es sí; pero eso lo dejamos para otro artículo.

 

firma-veroVerónica * La Mujer Araña
¿crear o no crecer?

Tal vez también te interese

Deja un comentario