Cornelius Tattoo: dolor, dulce dolor

Si eres de los que están marcados con tinta sabrás que es una de esas cosas en la vida que es difícil hacer sólo una vez. Por algún motivo casi místico la tinta se apodera un poquito de nosotros y antes de terminar una sesión, ya estás pensando en el siguiente. Pero tatuarse conlleva muchas cosas; no sólo decidir por qué nos queremos tatuar, si no también qué, cómo, y algo muy importante: dónde. Nosotros para cosas así de serias no nos la jugamos, por eso nos hemos ido a hacerle una visita a Cornelius donde cada detalle tiene garantía de confianza y calidad.

Le pregunto a Aitor, el propietario del estudio, cómo ha llegado hasta aquí y la respuesta es: “Por amor. ¿Puede haber un motivo mejor?” Muchas horas de tatuaje cuentan su historia en su propia piel y su mujer Marta, también es una apasionada de la tinta. Ella además sí se atreve con las agujas y ofrece servicios de micropigmentación y microblading en el estudio (amén de cocinar unas rosquillas que acabarán siendo famosas).

Cornelius nace del deseo de hacer las cosas bien, con pasión, de entender y cuidar de cada cliente que cruza su puerta. Como él mismo nos dijo, no pretende inventar la rueda (el tatuaje es un arte con muchos años de historia) pero sí diferenciarse de otros estudios a los que estamos acostumbrados.

El diseño del local, que anteriormente fue una librería desde el siglo XIX, está realizado con muy buen gusto, y ya denota el carácter y la filosofía del estudio. Es un lugar donde todo está cuidado al detalle; elegante e impoluto, transmite esa tranquilidad tan necesaria cuando vamos a tatuarnos, especialmente la primera vez.

 

(Fotos de Cornelius Tattoo)

 

Y este ambiente tan acogedor (es como estar en el salón de la casa de Cornelius), lo han diseñado íntegramente Aitor y Marta, eligiendo cada elemento. El papel de pared, cortinas, sofás chester, lámparas recuperadas y una iluminación general muy cuidada crean un espacio donde realmente te apetece estar. Además el cuidado del detalle en Cornelius va más allá. Tanto si vas a hacer una consulta como si esperas para empezar una sesión o durante la misma, puedes tomar un café o té acompañado de unos deliciosos dulces (sí, estas son las rosquillas…). Todo son detalles para cuidar del cliente. Así da gusto!

Cornelius cuenta con 5 cabinas, y encontramos algo muy curioso, dos de ellas están conectadas entre sí. Aitor nos comenta que para los artistas, esta conexión visual con el otro genera una relación entre ellos bastante especial. Además el equipamiento de las salas está pensado para la comodidad tanto del cliente (los asientos son reclinables, la iluminación tenue y relajante) como para los tatuadores.

Estos últimos tienen un amplio espacio en la planta baja donde cuentan con zona de dibujo, cocina y baño con ducha. La comodidad del equipo es prioritaria frente a la rentabilidad del negocio. Todo en pos de la creatividad!

 

Aitor en Cornelius Tattoo dibujado por Elena Titos

 

Aitor quiere abrir el mundo del tatuaje a otros ámbitos y bueno, al mundo en general. Un signo de esta transparencia y honestidad es una ventana en una de las cabinas a la sala de espera y con vistas hasta la calle. Desde el otro lado cualquiera puede interesarse por el arte del tatuaje y observarlo en estado puro. Además, si vienes acompañado puedes compartir con tu acompañante la experiencia a través de esta ventana. Pero no te preocupes, si quieres tatuarte en zona no apta para ser vista, una cortina cuidará de tu intimidad.

En estas galerías de arte podéis encontrar como tatuadores fijos a Veronika Liddell, experta en retrato, newschool e hiperrealismo, quien incluso imparte cursos de esta técnica, a Parapa Tattoo, artista multidisciplinar dentro del mundo del tatuaje, con predilección por el japonés y newschool, a quien no hay cover que se le resista, entendiendo de manera especial la parte emocional de este tipo de trabajos, y Carolina Falcone y su sutil puntillismo, acuarela y blackwork.

Además, otros grandes artistas pasarán por los dominios de Cornelius para seguir creando, entre ellos Carmela Maracas con su particular “Universo Maracas” o Thirtink, cuyos retratos hiperrealistas nos han dejado sin palabras entre otros.

Como veis hay para todos los gustos y todos ellos de una altísimo nivel, y es que Cornelius sólo se codea con los mejores.

 

(Fotos de Cornelius Tattoo)

 

La parte psicológica y emocional del arte en general y del tatuaje en particular es muy importante para ellos, por lo que utilizan herramientas de Design Thinking para llegar al resultado que más se adapte a lo que cada cliente está buscando. De esta manera cada diseño es único y adaptado a lo que realmente quiere. No hay dibujos prediseñados, no encontrarás libros donde elegir un modelo… Cada obra de arte es única y aquí te darán todas las opciones para llegar al estilo que más va contigo y que exprese lo que tú quieres.

Como véis, aquí han estudiado y se toman en serio la experiencia del cliente del principio hasta el final. Y con el final no me refiero al momento de salir por la puerta recién tatuado. En Cornelius entienden que un tatuaje conlleva un proceso posterior de curación que dura un tiempo y en el que ellos están junto al cliente para cualquier consulta que pueda surgir.

Cuando pienses en tu próximo tatuaje, no pienses sólo en el artista que te gustaría que lo hiciese. Piensa en toda la experiencia que vas a vivir alrededor de él y seguro, te vas a decantar por hacerle una visita a Cornelius donde todo el proceso está cuidado y pensado para que sea lo más cómodo posible. Yo ya estoy llamando para pedir cita!!! Te vienes?

!Que corra la tinta!

 

CORNELIUS MADRID TATTOO

CORNELIUS MADRID TATTOO

/ FACEBOOK

"Cuéntame tus secretos y no dejaré un rincón de piel sin historia"

CORNELIUS MADRID TATTOO

CORNELIUS MADRID TATTOO

@corneliusmadridtattoo / INSTAGRAM

“Dame una historia y te marcaré para siempre”

CORNELIUS MADRID TATTOO

CORNELIUS MADRID TATTOO

/ WEBSITE

“Mi bien más preciado es la piel desnuda”

CORNELIUS TATTOO MADRID

CORNELIUS TATTOO MADRID

/ UBICACION

Calle Duque de Sesto, 48, 28009 Madrid · 911 26 02 29

 

firma-pilar

Adicta a las siestas.

 

Tal vez también te interese

Deja un comentario