Elena Titos y el estuche mágico

Coincidimos con Elena en el Enofestival, ese original día de música independiente y vino del que acaba de concluir su quinta edición en Madrid. Sentada en el suelo en segunda fila, con las piernas cruzadas y su libreta sobre ella, algunas pinturas se esparcían por el suelo y nos acercamos para ver como plasmaba el directo que en aquellos momentos sonaba. Al ver la obra, la primera pregunta que nos vino a la cabeza fue: -“¿Estudias bellas artes?”. Nos dijo que no: -“simplemente me gusta dibujar”.

El trabajo, ejecutado a gran velocidad, y magistralmente, toma un sentido increíble cuando estás compartiendo el directo y viendo su dibujo. Como somos unos atrevidos, le dijimos que queríamos hablar de ella en laphille. Con 37 años y ceutí, se considera Granaína por los cuatro costados tras pasar la mayor parte de su vida allí. De profesión, enóloga, ingeniera química, y ahora, también dibujante.

 

LPH: ¿Cuándo empezaste a dibujar?

E.T: Hace tres años me compré mi primera libreta. Hace un año y pico me lancé por primera vez a la calle con ella. Y hace 8 meses empecé a dibujar conciertos en directo.

LPH: ¿Influye la calidad de la pieza en lo que te gusta el grupo personalmente?

E.T: Es más complicado que eso. Mas que lo que te gusta el grupo previamente, lo que más influye es la conexión que tienes en ese momento con el directo. Me he descubierto conectando muchísimo con grupos o estilos que a priori no me fascinaban. Y también me ha pasado alguna vez el ponerme más nerviosa en “conciertos preferidos” y afectar eso negativamente al dibujo. Lo deseable es conectar de pleno y olvidarse del lápiz. Ahí es cuando salen los mejores dibujos. Esos se hacen casi solos. Y claro, lo que está sonando, la intensidad del directo, la complicidad del artista con el público, son cosas que tienen muchísimo que ver con que se dé ese proceso de conexión.

 

 

LPH: ¿Qué técnicas usas?

E.T: Todas las que puedo! En el dibujo de calle y libreta, tiro mucho de estilográficas, lápices de colores, acuarelas, anilinas, tintas.
 

Sin antecedentes familiares en el mundo dibujístico-pictórico, confiesa que empezó a dibujar apenas hace 3 años, cuando pasaba por un momento de estrés y decidió que tenía que buscarse un hobbie para no acabar teniendo problemas de ansiedad. Compró una libreta y decidió que aprendería a dibujar. Le enganchó tanto que se ha volcado en ello.

 

LPH: Sabemos que has dibujado mucha escena cotidiana en la calle, ¿Hay fases diferenciadas en tu proyecto artístico? Es decir, antes escenas cotidianas, ahora conciertos… ¿o solo todo se mezcla?

E.T:  No existen fases establecidas de forma consciente, pero es inevitable que vayan sucediéndose solas, cuando agarras un hilo y empiezas a tirar de él, surge una fase. Yo intento tener varios hilos agarrados para ir combinando cosas y no aburrirme, pero es inevitable que si estás en la playa, por ejemplo, mi libreta se llene de dibujos de playa.

 

“En mi mochila siempre llevo un par de cuadernos, varios botes de tinta, anilinas y/o acuarelas líquidas y un estuche enóooorme lleno hasta la bola de lápices, plumas, rotuladores, pinceles de agua, plumillas, bolis…”

 

Utiliza todas las ténicas que puede, asegura que en el dibujo de calle y libreta, tira mucho de estilográficas, lápices de colores, acuarelas, anilinas y tintas y no tiene ningún reparo en reconocer que si ha aprendido a dibujar es porque ha mirado mucho las cosas que hacen otros, y sin duda mucho de lo que ha aprendido es por imitación. -“Al final se quedan”, nos dice.

Con un estilo pictórico tremendamente fresco y original pero con un marcado sello personal, Elena está abierta a que le pasen cosas y que el tiempo y las experiencias decidan donde llegará su obra. A pesar de ese fluir, también es consciente de que España no es buen sitio para vivir de nada que tenga que ver con el arte.
 
LPH: ¿Cómo eliges los conciertos a los que ir a dibujar?

E.T:  Simplemente estoy atenta a lo que pasa a mi alrededor y voy escogiendo lo que me parece interesante para ser dibujado. En ocasiones, también me contactan para invitarme a dibujar algún evento.

LPH: Nos encantaría saber si has tenido alguna anécdota en los conciertos. Al final, no es algo común ver a alguien pintar en directo.

E.T:  La anécdota más curiosa que tengo no fue mientras dibujaba, sino después. Una vez un músico me pidió por favor que quitara el dibujo que le había hecho de las redes. No se veía muy favorecido y me dijo que no quería que sus amigos lo vieran y se rieran de él. He de decir que fue de los primeros dibujos que hice cuando empecé a salir ha dibujar músicos y seguramente sería mucho peor dibujo de lo que recuerdo, pero aún así me sigue sorprendiendo la anécdota, puesto que en cualquier caso, un mal dibujo no habla mal del retratado sino del retratador.

 

 

 

Esperamos os hayan gustado estas pinceladas de Elena. Recordad el apellido, Titos. Esta chica, con nombre de artista, ya ha sido objeto de algunos reportajes en distintas publicaciones. Un honor que nos haya concedido esta entrevista con total amabildiad, porque sin ir más lejos este viernes estará en Radio3 dibujando desde bien temprano en el programa de “Hoy empieza todo”. Si por la noche vais a algún concierto mirad bien hacia abajo, no queremos ningún tropiezo, Elena podría estar mimetizada entre las piernas de la muchedumbre, y sobre todo, no dudéis en adquirir alguno de sus maravillosas obras que tal vez en algún momento sean piezas solo para el bolsillo de algunos.

 

DIBUJOS | ELENA TITOS

DIBUJOS | ELENA TITOS

/ INSTAGRAM

"Lo que intento retratar es el momento y la forma en la que conecto con el directo."

CONTACTO | ELENA TITOS

CONTACTO | ELENA TITOS

eletitos@gmail.com / MAIL

"No existen fases establecidas de forma consciente, pero es inevitable que vayan sucediéndose solas."

FACEBOOK | ELENA TITOS

FACEBOOK | ELENA TITOS

/ Facebook Site

"La intensidad del directo, la complicidad del artista con el público, son cosas que tienen muchísimo que ver con la calidad del dibujo"

firma-victor

Va sobre ruedas

Tal vez también te interese

Deja un comentario