Víctor Fernández-Peñaranda: El ojo de laphille

Puede que aún no lo sepáis, pero el principal fin de laphille es dominar el mundo. Como toda organización sectaria, está compuesta por muchas personas que llevan una doble vida; en ocasiones, incluso se valen de un alias. Por supuesto, existe una jerarquía, aunque ésta no esté registrada —ni lo estará— en ningún documento o libro de cuentas; tampoco se rije por nada más que el libre albedrío —siempre y cuando haya música de fondo—. A pesar del aparente libertinaje, si tuviéramos que hablar de un ‘jefe’ en laphille ese sería Víctor Fernández-Peñaranda. ‘El ojo que todo lo ve’ o simplemente ‘el ojo’ —cariñosamente ‘el ojai’—.

Víctor Fernández-Peñaranda dibujado por Elena

Como si de un Sauron de la vida moderna se tratase, Víctor es capaz de traspasar el pecho de cualquier mortal con su cámara para captar esas imágenes que solo algunos pueden ver —pero sin mal rollito—. Puede que haya algún despistado que no se haya acercado a sus galerías de imágenes. En ellas, ‘El ojo’ da buena cuenta de por qué este sobrenombre. Curiosamente, cuando alguien alaba el talento de sus disparos, el muy mamón es capaz de desvanecerse cual Batman para, un segundo después, aparecer a tu lado haciéndote pensar que hablan de otra persona.

Volviendo a lo de dominar el mundo, recordad que lo importante no es el destino, sino el camino; y que no por mucho madrugar, amanece más temprano. Desde laphille queremos liberar las mentes a base de distintas muestras de vitalidad, y por eso este tipo de articulillos. Víctor ‘el ojo’ es el primer laphille que presentamos, pero no el último. Víctor, Víctor Fernández-Peñaranda. Recuerda su nombre con tintes aristocráticos y empezarás a verlo por todas partes, pero no te olvides: Víctor, igual que tú y que yo, también bailó La Macarena.

 


firma-sergioSergio Alarcón

Y ahora si quieren bailar,
busquen otro timbalero.

Tal vez también te interese

Deja un comentario