Fenómenos cuánticos

Tres partículas se cruzan durante un breve instante y ese instante es una vida completa, perfecta en sí misma. No una vida, tres vidas. Las miradas bajas, es posible que un segundo antes las miradas se cruzaran. El momento anterior de las partículas ha determinado el momento actual. Si el momento anterior hubiera sido diferente, incluso ligeramente diferente, las partículas no se habrían cruzado. Quizá no habría niño a punto de empezar el nuevo curso, como no hay niño no habría padre que sujetara una mano pequeña; quizá el no padre disfrutaría de unas vacaciones en un resort de lujo en Mazagan Beach Resort, Marruecos; quizá el vendedor de imitaciones seguiría en Chiffae, su barrio en Tánger, con su mujer e hija que ahora no son. El siguiente parpadeo, las tres partículas se alejan, inconscientes de su frágil estabilidad, sin saber que son ondas también.

 

firma-rosanaRosana Alonso
Nació, creció,
se reprodujo y…

Tal vez también te interese

Deja un comentario