Simetrías

Todas las mañanas se miran, cada uno desde su lado del espejo. Sacan la lengua, se lavan los dientes, se afeitan, los días pares, y se peinan. Luego se observan durante unos minutos, se acercan casi hasta rozarse, se alejan, se dan la espalda y se marchan convencidos de que el otro tiene una vida mucho mejor en su lado, seguros de la felicidad del otro, envidiosos incluso, con la sospecha de que el uso de la otra mano genera una historia llena de éxitos y aventuras, justo la que ellos no tienen, siempre la que tiene el otro.

 

firma-rosanaRosana Alonso
Nació, creció,
se reprodujo y…

Tal vez también te interese

Deja un comentario