Nadia Álvarez nos abre las puertas de sus “Mundos sutiles”

El pasado 3 de octubre, Nadia Álvarez presentaba su segundo trabajo discográfico “Mundos sutiles” en la sala Galileo Galilei de Madrid. Desde el primer acorde, desde la primera palabra, la cantautora leonesa nos cogió de la mano para adentrarnos con sigilo en sus mundos, sutiles, “esos que forman parte de mi pero que no se ven a simple vista”.

El título del disco ya nos adelanta que, tal y como la propia Álvarez ha explicado en varias entrevistas, este nuevo proyecto es un personal homenaje a la figura de Antonio Machado como fuente de inspiración y de admiración.

Sala Galileo Galilei, Madrid.

 

Entre el público la espectación y las ganas de escuchar por primera vez en directo esta nueva colección de canciones, era palpable. Tras un exitoso crowdfunding, la gran acogida de sus dos singles “Todo marcha bien” y “A veces” y el lanzamiento del disco ¡llegaba el momento del “cara a cara”!

Abriendo el concierto como telonero,  pudimos disfrutar del precioso proyecto de Óscar Llorente con su banda y ¡nos encantó! Buenas canciones, letras increíbles, composiciones y arreglos con muy buen gusto y muy buena energía.

 

 

Tras ellos Nadia Álvarez arrancaba el concierto con su tema “Estados de sitio”. Salió segura, aparentemente serena y visiblemente emocionada pero sobretodo muy arropada por la banda de lujo que la acompaña en este proyecto y a los que ella llama sus “imprescindibles”: Jesús Sangui (guitarra elécrica), Dani Campillo (batería), Alex Larraga (teclados y voces) y Ángel Herranz (bajo).

Desde abajo se percibía perfectamente el trabajo en equipo, el cuidado con el que se han trabajado y vestido las canciones y a una banda muy compenetrada y compacta al servicio de los temas…

Las canciones de “Mundos sutiles” se fueron entremezclando con otras de “Salto al vacío” (primer disco de Nadia Álvarez), siendo la elección del set list muy acertada para ofrecernos un concierto muy bien hilado, lleno de dinámicas y equilibrio. Así nos dejaron para el recuerdo unos momentos súper potentes y bastante eléctricos (como por ejemplo los solos de guitarra de Sangui), otros mucho más delicados e íntimos (como cuando Llorente subió de nuevo al escenario para cantar una canción a guitarra y voces con Nadia), e incluso algunos muy divertidos (como cuando subieron al escenario un grupo de críos para cantar junto a Nadia y la banda “Infantes guerreros”).

 

Nadia Álvarez no necesita artificios “para llegar”. Su música y sus letras están llenas de honestidad y de una mirada clavada en los pequeños y aparentemente, insignificantes detalles. Pequeños detalles a los que ella sabe hacer brillar con su forma de decirlos y con su forma de cantarlos, con esa voz matizada de dulzura y arena.

 

“Mundos sutiles” encierra un universo de canciones sin flecos y canciones redondas que os invitamos a descubrir. Encierra canciones preciosistas barnizadas por una aparente, aunque realmente compleja, sencillez.

 

Visceral

Tal vez también te interese

Deja un comentario