Wabi sabi ¿lo tienes?

Aunque suene a nombre de salsa para sushi, wabi sabi hace referencia a una corriente estética japonesa que poco a ido colándose en los diseños occidentales. Más allá de tiendas de cosmética y estudios de yoga, esta idea de belleza de la imperfección puede encontrarse en variedad de objetos artesanos (sobretodo en la cerámica) y, por supuesto, también en la moda.

Pero, ¿qué es exactamente el wabi-sabi? Por encima de conceptos simplemente estéticos, el wabi sabi está basado en un completo sistema filosófico que ha sido resumido por Leonard Koren en su libro Wabi Sabi para artistas, diseñadores, poetas y filósofos.

En tan sólo 48 páginas, Koren hace un repaso de la historia y postulados que hay detrás de esta corriente. Partiendo de la deconstrucción de la ceremonia del té, llevada a cabo por Murata Shuko en el siglo XV, el autor expone de forma muy accesible qué es (y qué no es) wabi sabi.

Según explica, hasta ese momento la ceremonia del té era algo reservado sólo para la élite; un encuentro en el que el anfitrión podía hacer gala de sus exquisitas posesiones traídas del extranjero. Shuko, oponiéndose a esta moda, comenzó a utilizar artículos más modestos y de producción local; dando origen a una nueva línea de diseño que perdura hasta hoy en día.

Y es que, básicamente, el wabi sabi es eso: la apreciación de lo rústico, lo irregular, los procesos y materiales naturales. Pero no se trata únicamente de un acto de contemplación de lo bello; wabi sabi es más bien una actitud ante la vida que da como resultado estas preferencias estilísticas.

El libro está plagado de pequeñas frases, escuetas en palabras pero muy potentes en contenido; como la idea de que una vasija es, precisamente, el espacio vacío que se crea dentro de una forma de barro. No la forma, no el barro; la vasija es el vacío. La nada en sí misma vibra de posibilidades.

Además del análisis que hace sobre el Universo Wabi Sabi (valores espirituales, estado mental, preceptos morales…), en este ensayo se exponen las caracerísticas principales de esta corriente: materiales, texturas, colores… De obligada lectura para creativos de cualquier disciplina.

 

firma-veroVerónica * La Mujer Araña
¿crear o no crecer?

Tal vez también te interese

Deja un comentario